lunes, 19 de septiembre de 2011

Visión Generalizada.

Si hace poco escribí mi opinión acerca de la amistad. Hoy me veo obligado a escribirla sobre otro aspecto, la visión que hay generalizada sobre hombres y mujeres, me explico.


Puntualmente navegando por internet, viendo redes sociales o hablando con la gente, llegaras a ver o conocer una persona o un hecho sobre alguien que ha tenido problemas con otra persona. En muchas ocasiones aparecen frases típicas del estilo:

-Todos los hombres son iguales
-Todas las mujeres son unas guarras
-Todos los hombres buscan aprovecharse
-Todas las mujeres son unas arpías
-TDS PTS (este iniciado hace no mucho tiempo, se usa generalmente para mujeres aunque también puede referirse a hombres en mi opinión)

Normalmente, según que persona doy mi opinión sobre ello (si no los/las conozco de nada no me meto) pero hoy he decidido que sería más provechoso escribir una entrada, así me quedo más tranquilo.

La cosa es, que en cierto momento cuando alguien te ha hecho un daño considerable, es normal que pienses algo así. La gente que me preocupa es la que después de un tiempo sigue pensándolo porque a ver: ¿Es que el hecho de tener un rabo colgando o una raja nos hace mejores/peores personas? Creo que la respuesta es clara.

Siempre se han tenido ciertas imágenes preconcebidas, la mujer es más calculadora y le gusta más el daño psicológico, el hombre es más bruto, va a lo físico y a lo simple. Bueno, quizás la típica chica mona e inteligente y el tipo tío garrulo y descerebrado sean así. Por mi parte he conocido multitud de personas, chicas más tontas que un mosquito volando a ras de tierra y tíos más calculadores que una partida de Risk.

Por no decir que en otros aspectos también es así, sensibilidad (Chicos llorando con una película mientras su pareja no suelta lagrima al lado), sutileza (Chicas diciéndole al chico que se han enamorado de otro y que le deja sin rodeos), orgullo (Chicos y chicas que no ceden por culpa de esto). He visto de todo.

Así que gente, solo hay una idea general y preconcebida que deberíamos tener todos para evitar estas cosas, y es que todos somos personas. Y por ello, todos podemos ser unos grandes cabrones/as, santos/as, calculadores/as, fríos/as, sutiles, enfermizos/as, pervertidos/as, etc. (Incluir aquí cualquier adjetivo de personalidad que queráis).

Un saludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario