jueves, 22 de julio de 2010

3.Perspective

La felicidad, la meta de todas las personas

Buscamos un mundo donde todo sea perfecto, intentamos por nuestros propios medios sentirnos bien con nosotros mismos y con lo que tenemos, pero ¿cómo conseguirlo?, si siempre queremos más de lo que podemos abarcar.

Odiamos la tristeza, la desesperanza, el dolor, pero ¿acaso no es gracias a estos sentimientos negativos, que sabemos apreciar los positivos?, si la pena no existiera, ¿no nos parecería la alegría como algo normal? Seguramente buscaríamos algo diferente, algo que definiríamos como "mejor" que la alegría, porque hay personas que no soportan estar en el mismo nivel que los demás.

Amor, un sentimiento, un deseo o simplemente una necesidad, tendemos a buscar a esa persona, esa persona que complemente nuestro ser, esa persona que nos hace sentir bien, cuando estamos con ella, cuando la encontramos pensamos que todo es perfecto, que nada puede salir mal, pensamos que hemos encontrado el amor de nuestra vida, ¿pero qué pasa cuando se acaba?, entonces todo es diferente, simplemente no estábamos destinados el uno con el otro, así todo es más fácil.

Nunca podemos asegurar que la persona con la que estamos sea la definitiva, porque no podemos saber que pasara mañana, como tampoco podemos saber completamente que pasa por la cabeza de esa persona, o que pasa en su vida, que giro inesperado la llevara a descubrir nuevos sentimientos, nuevas esperanzas, quizás, en otro sitio que no sea junto a ti.

Los sentimientos son difusos, lo que ha otro le provoca alegría a nosotros puede provocarnos pena.

¿Y qué pasa con la gente que se preocupa por el bienestar de los demás?, ¿realmente hay gente que ponga la alegría de otro por delante de la suya?, o solamente hacen eso para sentirse bien con ellos mismos.

Decimos que hay gente buena, y hay gente mala, pero lo único que hay realmente son puntos de vista, para una persona lo que tú hagas estará bien, para otra persona estará mal, entonces, ¿Cómo estar seguro?, son nuestros propios valores morales los que dictaminan las reglas, unos valores que a menudo están determinados por el sitio donde vivimos, como hemos crecido, nuestros amigos, nuestra familia, la sociedad.

¿Entonces se podría decir que las buenas personas, solo han sido personas con suerte, que han conocido la vida de otra forma?, pienso que en algún nivel, parte de la persona en sí, debe influir en esto, y espero que no todo sea cuestión de azar, pues mi idea de encontrarle una respuesta a las cosas, caería por su propio peso.

Hay tantas personas simplemente andando por las calles, y cada una tiene su propia historia, seguramente, si todas ellas las escribieran en un libro, y lo leyéramos, nos daríamos cuenta que no somos tan diferentes, porque quitando casos concretos, todos habremos vividos las mismas situaciones.

Pero es la forma en la que las hemos vivido, la forma en la que hemos afrontado esas situaciones, las que nos definen como personas, y nos diferencian de los demás.

Es por eso que conocer la vida, el mundo que rodea a otra persona, se hace tan interesante, si todos fuéramos iguales, meras copias unas de otras nos aburriríamos, porque sería como hablar con nosotros mismos, quizás uno de los problemas sea ese, cuando pensamos que conocemos tanto a una persona que no nos va a poder volver a sorprender de ninguna forma, pero toda persona tiene ese punto de irracionalidad, que nos provoca a hacer, pensar, o decir, cosas que los demás no se esperaban, solo hay que saber observar, esperar, nunca se conoce a una persona al 100%, ¿no?

Nunca sabremos lo que nos espera de otra persona, hasta que no le damos la oportunidad de demostrarlo.

1 comentario:

  1. Link

    El bien o el man son conceptos que dependen de puntos de vista, se puede tomar referencia de caos y orden. La persona considerada como buena establece algunos patrones y normas que pueden equilibrar el bienestar de las personas que le rodean o la suya propia, esto debido a la disciplina que a recibido a lo largo de la vida aunque signifique un sacrificio por parte del sujeto, no por ello quiere decir que tenga mucha suerte por ser bueno, es posiblemente sea el detonante de todo lo contrario, intentar de tener suerte manteniendo un equilibrio o adquirir la felicidad viendola reflejada en otras personas, para algunas esta es la unica manera de ser feliz. Por otro lado esta la de crear el caos para el beneficio propio o para la proteccion o mimeza de seres queridos, cercanos o amistades acciones egoistas que alguna veces tienen su reclamo en el sufrimiento, algunas justificadas otras no.
    Orden y caos estan unidos como la felicidad y la tristeza, la luz y la oscuridad, amor y odio, bien y mal.
    Sin duda alguna no todo es para siempre pero a veces se necesita o seria bueno encontrar a la persona que en ciertos momentos te mime y te impulse a luchar o te de esperanzas para seguir el camino es otra forma de adquirir la felicidad mas dificil pero muchas veces necesaria para poder madurar. Eso si seria tener buena suerte o mala.

    ResponderEliminar